FICHA DE AUTOR

Ariana Gaona

VER TODOS SUS POSTS

Soy fisioterapeuta especializada en reeducación del suelo pélvico, dolor pélvico crónico, gimnasia abdominal hipopresiva, fisioestética e Indiba.

El himen no “se rompe”

diciembre 11, 2020 10:52 pm Categorizado en: , Publicado por Deja tus comentarios

En este artículo me gustaría hablaros del himen desde mi experiencia como fisioterapeuta especializada en suelo pélvico.

¿Qué es el himen? Un poco de anatomía

La palabra himen viene del griego hymḗn y significa membrana.

El himen es un tejido que tenemos en la entrada de la vagina de cuando ésta aún no estaba formada. Es una membrana fina y elástica que cubre parcialmente la entrada de la vagina y separa los labios.

Se puede nacer con el himen intacto o ya perforado de diferentes formas, permitiendo la salida de secreciones como la menstruación y el flujo vaginal. También se puede nacer sin él, ya que no tiene ninguna función fisiológica.

En mi Instagram subí esta ilustración. Puedes ver más contenidos en este link.

Al ser un tejido elástico, el himen se puede retraer o rasgar. Si sucede esto, se forman unos pliegues. La mayoría de las pacientes de mi consulta no saben que esto forma parte del himen. Casi ninguna de ellas se había mirado la zona genital con un espejo, así que no conocían que su cuerpo tuviera esos pliegues. 

 

El himen no “se rompe”

El himen no “se rompe” (como hemos oído tantas veces). Lo que sucede es que se va retrayendo con la edad y el desarrollo, con actividades deportivas, el uso de tampones o con la práctica sexual. Pero (esto es fundamental): en ningún caso determina en absoluto si una mujer ha tenido o no coito. 

Las conocidas como “pruebas de virginidad” suponen una violación de los derechos fundamentales de niñas y mujeres. Si éstas se llevan a cabo sin consentimiento es una forma de agresión sexual.

 

El gran mito: relacionar el himen con la “virginidad” de las mujeres

La virginidad es un constructo cultural basado en el género. El concepto de virginidad forma parte del control sexual de las mujeres y es una discriminación de género. No es un concepto médico, científico ni demostrable

En numerosas culturas y países, la virginidad sigue siendo una prueba de moralidad  y la “integridad” del himen es un símbolo de pureza.

Incluso el diccionario de la RAE define pureza como virginidad… ¡e incluso como doncellez! Supongo que este sea uno de los términos a revisar en sus frecuentes mejoras sobre el uso de nuestro idioma.

Por lo tanto, las pruebas de “virginidad” como el pañuelo en la cultura gitana y la comprobación de que hay sangre en las sábanas tras la primera noche de bodas ponen de manifiesto la presión social y moral sobre las mujeres sin ningún tipo de fundamento médico ni ético. Por eso, nos encontramos con que muchas de ellas recurren a cirugía plástica para la reconstrucción del himen. 

En este artículo sobre el peligroso negocio de las reconstrucciones de himen podemos leer que “los médicos que tratan casos de cirugía de reconstrucción del himen se enfrentan a un dilema: no quieren que las mujeres se sometan a procedimientos innecesarios, ni perpetuar los mitos y la conducta de odio hacia las mujeres. Pero, por otra parte, son conscientes de que esta operación podría salvar a las mujeres de consecuencias graves”. Es un tema muy delicado. Además, las cirugías (reconstrucción del himen, labioplastia…) pueden conllevar riesgos como la disminución de la sensibilidad y problemas con la cicatriz. 

Además de las cirugías, en internet también se puede encontrar fácilmente cómo comprar un himen artificial con simulación de sangrado. 

 

Himen y dolor en la vagina

A mi consulta llegan pacientes con dolor o que no pueden introducirse algo en la vagina. Algunos ginecólogos o ginecólogas (afortunadamente, no todos/as) les han dicho que el “tienen el himen intacto” (palabras textuales) y que la solución es operar. Entonces, las derivan a cirugía, les operan y… ¡oh, sorpresa! El dolor y la imposibilidad siguen ahí. 

 

¿Cómo puedo encontrar mi himen? Tres pasos

Te lo explico en tres pasos, son muy sencillos:

  1. Ponte cómoda en una posición semi acostada con unos cojines en la espalda. 
  2. Separa tus piernas y coloca un espejo delante de tu vulva. 
  3. Separa tus labios externos e internos y observa la entrada de la vagina. Verás que hay una telilla o pliegues que rodean la entrada de la vagina. También puede estar uno o dos centímetros más adentro. 

Hace unas semanas, una paciente me contaba que este verano había pasado el verano con sus primas y lo que empezó siendo una conversación sobre el sexo acabó siendo un ejercicio cooperativo para mirarse con un espejo y detectar cada una dónde estaba su himen. Mi paciente, que previamente había hecho un trabajo de autoconocimiento con un espejo y autoexploración, guiaba a sus primas para que identificaran las diferentes partes de su vulva y vagina. 

Creo que este regalo que le hizo mi paciente a sus primas debería estar más presente entre las mujeres de las familias, entre madres e hijas, entre hermanas mayores y menores, para así poder transmitir una educación sexual y un conocimiento de la anatomía femenina. De esta forma, dejaremos a un lado el pudor y las connotaciones negativas que se nos dan a todo lo relacionado con nuestros genitales. 

Gracias por leerme.

 

Si deseas conocer mejor tu cuerpo, te ofrezco un espacio de escucha, atención y cuidado en mis consultas en el centro Madrid y en Las Rozas. Incluso en ocasiones (dependiendo del caso) hago consultas online para cualquier lugar de España o el mundo. En este link está mi web. También puedes llamarme o escribirme por WhatsApp al (+34) 680 235 200 o al correo a ariana@arianagaona.com 

 

Si quieres leer la entrevista que le hice a una paciente acerca de “Vivir con vaginismo” puedes hacerlo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Vivir con vaginismo. Entrevista a una paciente.

Vivir con vaginismo. Entrevista a una paciente.

mayo 8, 2019

ver post
¿Qué es la gimnasia abdominal hipopresiva y por qué me va a venir tan bien?

¿Qué es la gimnasia abdominal hipopresiva y por qué me va a venir tan bien?

enero 26, 2018

ver post